Al aceptar sin darnos cuenta el falso paradigma materialista como si fuera real, nos asumimos seres separados y nos sumergimos inevitablemente en un proceso de búsqueda que tiene como motores la felicidad futura y la insatisfacción presente. 

Es un proceso en el que lo esperado siempre se encuentra en la distancia y lo que está aquí nunca es suficiente.

Parece tomar muchas formas, pero todas son en realidad la misma.

Es el camino de convertirte en alguien mejor. De alcanzar objetivos que te hagan sentir realizado. De crecer y evolucionar como persona. De sanar tus heridas y superar tu pasado. De intentar empoderarte y ser más capaz. De esforzarte y trabajar en ti mismo. De intentar controlar lo que piensas y sientes. De pretender co-crear la vida que sueñas. De buscar personas y circunstancias que te sumen. De perseguir experiencias elevadas y estados superiores de conciencia. De sacrificar siempre el presente en beneficio de promesas futuras. 

Las formas van cambiando pero en realidad siempre acaba siendo correr en círculos con la esperanza de cruzar un día una línea de meta que nunca para de alejarse. 

La meta imaginada no va a ser alcanzada, pero el verdadero sentido del proceso nunca fue ese sino propiciar la frustración y el agotamiento de la falsa identidad en el centro de la búsqueda.

Este hartazgo y la sensación de que hay algo que no funciona son las grietas que empiezan a aparecer en la ilusión. Es la intuición cada vez más clara de que no hay proceso de ti hacia ti.

Se va haciendo evidente entonces que tu verdadero proceso no es de mejora y avance sino de disolución y pérdida.

Un proceso de liberarte de creencias, convicciones y conocimientos en lugar de seguir acumulándolos.

De dejar de intentar mejorar lo que creías que eras y reconocer cada vez más lo que eres.

De dejar de huir y perseguir para permanecer en ti, aquí y ahora.

De pasar menos tiempo buscándote y más tiempo expresándote. 

De residir en el misterio en lugar de intentar resolverlo.

¿Quieres estar al día?

Únete a mi lista de correo para recibir mis artículos y novedades.

Suscripción confirmada. ¡Gracias!

Share This