¿Qué ocurre si quiero cambiar y hacer cosas para mejorar mi relación pero mi pareja no parece estar interesada?
¿Y si no tengo pareja?

Éstas son dudas que con frecuencia me plantean las personas que quieren hacer cambios para mejorar su relaciones.

Una relación, de pareja o de cualquier tipo, es un sistema dinámico de interacciones. Es una danza.

Una danza en la que cada uno de los bailarines ejecuta su rutina, perfectamente ensayada y adaptada a los pasos del otro. Si el baile acaba siendo siempre el mismo, es porque las dos personas repiten sin darse cuenta la misma coreografía una y otra vez.

Para que esto cambie, no es necesario pactar nuevos pasos o ponerse de acuerdo para ensayar movimientos distintos. Lo único que hace falta es que uno de los bailarines deje de hacer lo de siempre. Cuando uno de los dos cambia un paso, el otro naturalmente responde y se adapta al cambio por la sencilla razón de que el movimiento de antes ya no es necesario ni tiene sentido.

Por eso para que una relación se transforme, sólo es necesario que uno de los dos se haga más consciente, dejando así de repetir las mismas rutinas psicológicas y emocionales de siempre.

Y cuando quieres tener una nueva relación, lo que buscas es iniciar una danza especial con otra persona. Por eso cuanto mejor bailarín o bailarina eres, mejores parejas de baile sintonizan contigo y se sienten atraídas hacia ti.

Share This